Cultura

Dragón y unicornio

«Hubo un tiempo, en un reino lejano, donde aún reinaba la magia. Y todo aquello que hoy ya no vemos, aún existía. Cierto, existían buenos y malos, como siempre, sí, pero la historia en sí trataba sobre un dragón y un... unicornio.

Un poema para ti

Acógeme en tu mirada,
deslízame en tus mejillas
y húndeme en tus labios
para llegar a tus entrañas

Siendo las 2am no llegas, de pronto siento frio y, sabes, ya no puedo fingir más, me cansé de esto. Llegas a las seis de la mañana a mi vida y todo cambia para mí, no sabes nada, aunque diría que sólo tú y yo cambiamos, llego tan mal.

De pronto llegamos a estar, ambos, a pesar de intentarlo, no saldremos de lo nuestro. Puedo decir que te deseo tanto, pero de acá a un rato somos tan raros que siempre nos vamos lejos y de pronto los dos no tenemos derecho sobre uno, pero igual nos queremos, nos cansamos, pero siempre al tranquilice.

También nos casamos y luego nos divorciamos. De lejos me dices te quiero y de mi cama te digo te quiero mucho. Hablamos de vernos, pero nunca llegaba el día, siempre dices que estás ocupada, no sé si es verdad, pero estar lejos de ti me agranda la pena, porque yo, todas las tardes, pienso en ti.

¿Te acuerdas cuando te conocí? estaba muy triste. Llegué a ti y los meses pasaron demasiado rápido; de pronto tú y yo nos volvimos a ver, no pienso que todo fue tan mal, al contrario creo que todo se dio muy bien, ahora sólo sé que te quiero mucho -dejaste algo lindo en mi corazón-.

Cuando menos nos dimos cuenta nuestra amistad creció, nos quisimos y de súbito ya nos hacíamos daño. Pero sabíamos muy bien que nuestros sentimientos no cambiarían, nos querernos tanto que de pronto empezamos a extrañarnos. Sin embargo, sucedía algo raro: así como nos extrañábamos, también nos perdíamos y alejábamos tan lejos que nunca sabíamos dónde estábamos…

Después de tiempo volví a verte, te abrase tanto que te bese, sabes nunca te dejare ir, siempre tendremos algo en común, pero igual el adiós rodea nuestros días.

Los días pasaron y, de pronto, cambiamos de personalidad, nos tratábamos tan mal que nos alejamos y nos olvidamos de quiénes somos y de lo que fuimos, para mí la situación vivida no es novedad, pero hay algo que debo resaltar: tú fuiste diferente para mí.

Puedo ver tu fotografía en mi cuarto, aquella foto donde estamos los dos y se encuentra en un cuadro en la mesa de noche, y recordar los buenos momentos que pasamos, pero ahora ya no puedo volver a vivirlas, todo acabo.

Fue bonito mientras duro -odio ese conjunto de palabras- todo se terminó a pesar de que no quise, aunque presiento que algún día volverás, todo volverá ¿sabes por qué? porque te quiero mucho. Seguirás esperando mis llamadas toda la noche para escuchar que te quiero. Los sueños matan el alma y la amistad es tan grande que deseo no perderte, no importa qué es lo que sentimos, sólo estoy pensando en ti, hablar con alguien es lo que quiero. No entiendo por qué buscar a alguien como tú es tan difícil. Hace años tuve a alguien que ahora descansa en paz, pero ahora estás tú, quiero abrazarte hasta el fin de las olas que me devolvieron a ti.

Ambos sin darse cuenta se encontraban alejados hace varios años, había pasado tanto tiempo que una tarde mientras él manejaba y, llevando sus cosas para mudarse en un camión, doblaba la curva del ovalo Gutiérrez, otro carro se adelantó que ocasionó un tremendo choque.

Él, muy enojado dentro del carro, dijo “carajo, seguro es mujer la que maneja”, en ese instante él salió apresurado del carro y se tomó con la certeza de que era en verdad una mujer la que conducía y provocó el choque, la historia se repetía…

Él: tamare señorita mire lo que ocasionó.

En ese instante ella salía del carro empinchada y con una agresividad que sólo los que tienen la culpa suelen tenerla.

Ella: idiota de mierda, mira lo que tú ocasionaste.

Mientras ella vociferaba a cada momento, él la miraba y se percataba de la manera tan peculiar que tenía la señorita, había algo en ella que a él le era familiar. Él no decía nada porque se preguntaba ¿Dónde vi esta manera de sorprenderse ante una problemática?... Tras ver cómo quedó el carro tras el choque, ella seguía con los insultos y cada vez era con mayor fuerza. Él mientras hablaba tenía la mirada en el carro. Y fue allí cuando ella dijo algo que él reconoció inmediatamente -después de 2 horas cuando la policía había llegado-.

Ella: imbécil por qué no me miras cuando te hablo, idiota mirarme.

Estando él volteado, pero al escuchar lo que dijo ella, se dio la vuelta y…

Él: Eres tú
Ella: ¿qué hablas?
Él: soy yo él
Ella: él eres tú
Él: sí capitán ella soy yo

Al enterarse de quiénes eran se abrazaron con todas sus fuerzas que llegaron a las lágrimas, se vieron y atrás quedó los años que pasaron. Él la beso, pero ella se alejó de ese primer beso, sin embargo, ella lo vio y se volvieron a besar, se abrazaron tanto que se fueron solos y no les importó lo que sucedía con los carros, que la grúa se los llevaba a la comisaria.

Los dos se fueron tan confundidos, pero en el fondo felices de poder verse después de tanto tiempo. Llegaron a un café y, de pronto, sus corazones se fueron refugiando en los recuerdos, de inmediato se decían mil veces: “te busqué y nunca supe nade ti – yo a ti. Nunca supe cómo ubicarte”.

La noche trascurría entre abrazos, besos, cariño, ternura y… *OYE OYE OYE disculpa por interrumpirte escrito pero no vas a contar lo que pase no ¡*- (Sorry Él )

La noche trascurría entre abrazos, besos, cariño, ternura, etc.… al terminar la noche se dijeron palabras con tanto cariño.

Él: Oye
Ella: que
Él: TE QUIERO
ELLA: y yo a ti TE QUIERO MUCHO

CARTA FINAL
FIN

FOTO: BAS BRANNY
IDEA: Mi sueño
CANCIÓN DE FONDO: La chata – Amen.

(Historia de Brando)

Mientras Brando, echado sobre la cama y viendo el techo, pensaba y escuchaba música reggae, y se preguntaba “¿por qué pienso tanto en ella?”.

27 DE JUNIO.
Brando despertó muy raro, con lagrimas sobre la cara y ojos dolidos de tanto sollozar, tras un largo sueño que donde él sentía dolor, tristeza, desilusión y amargura; no entendía ni él mismo por qué tuvo ese sueño y, lo peor de todo, no entendía por qué lloraba demasiado.

Con los ojos enrojecidos y aguantando el llanto se dio un baño con agua fría en plena temporada de invierno. Se cambio, se puso sus lentes de sol para disimular los ojos enrojecidos y así se fue a clases.

Cuando entraba al aula, con un pañuelo en la mano limpiándose las lagrimas que salía bajo los lentes, sus compañeros se percataron de él, lo miraban raro – claro, con lentes oscuros en invierno es bien raro-. Se sentó en una de las últimas carpetas y en las 5 horas que duraba las clases, que el tomaba con tanta interés, se la pasó escribiendo hojas tras hojas, llenas de mil palabras.

Saliendo del instituto una amiga se le acercó y, tocándole el hombro preocupada, le preguntó –oye, Brando, ¿estás bien?-… Él giro la mirada hacia su amiga, se saco la capucha y respondió -no lo sé, gracias por preocuparte por mí, chau-, la dejó con la palabra en la boca.

Estando cerca al parque Kennedy prendió un cigarrillo para relajarse un momento, se sentó en unas del las bancas que queda al frente de la iglesia y, mientras se preguntaba por ese sueño tan raro que tuvo, de la nada como un viento que viene y va, le vino a la mente la imagen de esa chica amiga o cualquier cosa que él sentía por ella. Al percatarse de lo sucedido entendió en ese momento por qué tuvo ese sueño que lo tenía fastidiado, incomodo, deprimido, aunque él se negaba a sentirse mal.

Tenía tanto miedo de enamorarse -brando nunca confió en lo que es el amor-, miedo de cagarla masivamente de nuevo, tenía miedo de decirle a ella, ¡me encantas! y que después la rechace.

Llegando al departamento de uno de sus amigos se metió directo a su habitación y se encerró viendo las fotografías pegadas en la pared, al instante puso la mirada en una especial, una fotografía que le tiene tanto miedo. Por no desaguarse por todo lo que sentía -estaba tan confundido- regresó a los llantos pidiéndole a Dios, con todo la depresión encima y la maldita tristeza, que todo acabe pronto; se decía varias veces por qué siempre me pasa esto, por qué diablos siento algo rápido con alguien que después de un semana lo olvido.

Brando se encontraba angustiado, tal vez por su carácter y el temor de enamorarse o, tal vez, por ser un cojudo idiota.
Confundido y llorando, aunque él no quería, repetía varias veces: “por qué, por qué, por la puta madre por qué…” Sin darse cuenta, Brando, quedó dormido sobre la cama escuchando reggae.

Al despertarse lo primero que se le vino a la mente fue la imagen de ella, Brando no soportó más y empezó a gritar, a morder la almohada y darse giros y cogerse la cabeza de desesperación… Minutos después decidió encerrarse en su habitación como un centro de rehabilitación de drogas, aquellas donde van los adictos para dejar el vicio, pero Brando no era un fumón, ni mucho menos consumía la blanca, sino que su droga era ella. Ella que le hizo sentir cosas diferentes que él no acostumbraba a sentir, Brando estaba confundió porque, nuevamente, sentía cosas así después de muchos años, estaba desesperado.

Se preguntaba “¿no creo que ella, no puede ser que ella, pero ella, pero por qué ella, por qué el amor es un droga?”... una droga que no es fácil dejar cuando te acostumbras a alguien “TE QUIERO”.

FOTO: BAS BRANNY
MÚSICA: -SOJA- YOU AND ME,
SOJA – HERE I AM
TWO DOOR CINEMA CLUB – WHAT YOU KNOW

No me veas fijamente

Mientras Carmen miraba fijamente a Patricio, él trataba de esconderse de esa mirada tan penetrante, pero, lamentablemente, no tenía ninguna salida.

Patricio respondía las preguntas de Carmen mirando a través de la ventana del taxi y, por momentos, la barajeaba con un cigarro… Sin embargo, Patricio viéndola de reojos se dio cuenta que Carmen era diferente a la mayoría de sus amigas. Carmen tenía algo de Patricio, y Patricio algo de Carmen, siempre coincidían, había algo entre ambos. Un secreto, podría ser, que, incluso, duraría hasta la muerte.

Al llegar a la casa de un amigo Patricio bajó apresurado del taxi y dijo; “gracias Carmen por pagar jajajaja”. Al ingresar Patricio presentó a Carmen a todos sus amigos, por cierto era la única mujer, pero Patricio conociendo como eran “macho papi chulos” decidió sentarse con ella y protegerla de los bichos malos de la noche.

Patricio y Carmen se encontraban sentados y por momentos columpiándose, mientras ella haciéndole varias preguntas le decía “porque carajo no me ves a los ojos” y todo tímido, Patricio, respondía “no lo sé, nunca me gustó ver fijamente a una mujer”. Sin embargo, Carmen tan espesa y jodida le agarraba la cara diciéndole “mira, mírame imbécil” y él como un niña maricona se tapaba la cara con sus manos… Patricio se preguntaba qué carajo me pasa.

Jugaban como hermanos, se golpeaban, se metían puñetes, se cacheteaban y se pateaban, mientras los amigos de Patricio pensaban que eran algo más que simples amigos, pero no, sólo eran almas gemelas que se perdían juntos en su primera salida.

Carmen se fue muy temprano, como un ángel volando (ósea la recogieron ti, ti, ti) Patricio se quedó con su amigos, uno amigos que al terminar la noche se dieron mil golpes, golpes que a él no le importaba en lo absoluto; su mente extrañaba a su nina minina…

Al día siguiente Patricio extrañaba tanto a Carmen que decidió llamarla, claro que con número desconocido como acostumbra hacerlo. Al hablar con lechuguita y saber que estaba bien, Patricio se perdió, desapareció del mapa -no es novedad- y no volvió a llamar a Carmen por un tiempo.

Hasta que llego el fin de semana, para ser más precisos un sábado, a Patricio le dieron ganas de verla, buscó su celular y la llamo inmediatamente.

Ella todo fría contesto y le dijo que llamara luego. Mientras Patricio se quedaba algo anonadado murmuro; “chucha”. Sin embargo, después de varias horas volvió a llamar… y así que capitán guiti, quedaron y se vieron esa noche. Aquel sábado Patricio hizo algo que le gustó y a la vez no. Se quedó tan confundido con lo sucedido que acabo ebrio y encerrado en la Municipalidad de Miraflores…

Al llegar al hotel, Patricio prendió el equipo de sonido y se puso a buscar una emisora, hasta que en la dial encontró una radio reggae. Escuchando la música se echó a la cama, viendo al techo pensaba y extrañaba tanto que empezó a cantar la canción que escuchaba a través de los parlantes, y es en aquella música que se dio cuenta que Carmen era una droga fiel que no se pueda olvidar.

INTUICIÓN

Me vi murmurando entre los demás
No me entra en el cuerpo mi mediocridad
Ni esa gris excusa de estabilidad
Que recomendaban para nuestro mal
Tuve que salir a caminar
Tuve que buscar una señal
Y aunque no te parezca real
Una guerra eterna tuve que librar

Y la calle revela esa confusión
Es sonrisa ficticia que esconde dolor
Algunos sospechan de esta situación
Y no ven la vida por televisión...

Y pudimos amarnos y así se dio
Y llorando nostalgias me dijiste te extraño
Hoy no entiendo cómo fue que sucedió
Al final encontré a alguien de mi mismo corazón

Tuve que salir a caminar
Tuve que buscar una señal
Quedarme dormido y despertar
Y poder mirarme desde otro lugar

Y hurgando en el fondo desde tu interior
Todos los enigmas tienen solución
Hasta lo invisible cobra dimensión
Descubre el tesoro que hay en tu intuición.

Modelo: Milagros Gutiérrez
Música y letras: Kameleba – Intuición

Mil palabras sobre mi espalda

Si hablamos de “amigos”, digamos que me dejaron un puñal de insultos sobre mi espalda. Naturalmente yo no soy de elegir amigos, acepto sin conocer, aunque si digo que si alguien me cae bien, es probable que en una hora este rajando a mis espaldas -ya me pasó varias veces-. Amigos o enemigos creo que son lo mismo, porque cuando se pelean hay posibilidades que vuelvan hacer amigos o si no se convierten en enemigos.

Hace unos tuve un amigo, uno que fue como mi confidente, mi diario o mi escrito que hago para salir con cada chica. Pero que buen amigo es el que tuve, supuestamente el que nuca te fallaría. Aquel que consideraba, realmente, mi hermano, al mismo estilo de cómo Roberto Carlos lo dice en cada una de sus canciones. Fue él, en vez de cuidarme la espalda, que cada segundo, minuto y hora me dejaba un punzón más sobre la espalda, literalmente. Sin embrago, después de varios años llegó el día indicado donde pude rajar la espalda verbal y físicamente con el dolor y desahogo que tenia dentro de mí. Hasta llegar a un pleito legal –juicio- que impidió que pisara mi tierra de origen.

¿En la fotografía me pregunto si no hay alguien que no se cuide la espalda? Como la persona del cuadro, guardián de la casa, quien no se percata que me estoy cagando de risa de tras de él, a pesar de todo lo que hice en la casa… ¿Sabrá que yo también le apuñalé varias veces?

Lo que quiero decir es, primero, si nos conocemos, porque yo no me conozco aún. Segundo, si conocemos, realmente, a nuestros amigos y amigas. Somos tan ciegos cuando conocemos a alguien, porque pensamos que es bueno o buena, pero al final, la realidad, es otra: una decepción.

Por mi lado, acostumbro hacerme enemigos de las personas que suelen decir que son amigos míos, pero creo que “amigos” tenemos en montón: amigos de chelas, amigos peloteros, amigas cariñosas, amigos los que jalan Graz, etc. Existen amigos para cada momento, pero son pocos a los que considero que estén a mi lado y, también, son pocos los que me consideran para estar al lado de ellos.

Pienso que lo perros, “animales”, son mas amigos que una persona, son lo que te cuidan mejor… porque un buen amigo es difícil encontrar…

Esa fotografía en el ropero

(Parte 1)

Siendo casi las 10:00 de la mañana, al despertarme, me acordé de Brando cuando vivía conmigo y salía corriendo de su habitación hasta la mía, y se lanzaba encima mío con almohadas para despertarme. También recuerdo como me cuidaba cuando estaba muy enferma y me compraba las medicinas, y aguantarme en los días más asquerosos que pueda tener una mujer y, también, cuando me perdonó por dejarlo encerrado 2 semanas en el departamento. Extraño cuando me traía un vaso de leche antes de dormir. Él que se prestaba para cuando botaba toda mi rabia y sin razón lo recibía; también cuando llegaba a casa muy triste él estaba para prestarme su hombro para llorar y dormir abrazados.

Una mañana desperté y fui a su habitación, ya no lo encontré, las paredes llenas de fotos ya no habían -como a él le gustaba- encontré una carta, la leí, estuvo muy lindo, pero de costumbre un CHAU frio y, todavía, con letras grandes CHAU. Me puse triste y me mojé de lagrimas sin saber dónde habrá ido Brando.

Aún no entiendo como llegó a mí, dicen que somos parientes, pero nuestros apellidos no concuerdan, aunque tenemos a un familiar en común. Brando fue uno de los mejores amigos o primos (no lo sé) que pasó por mi vida. A pesar de ser medio discreto, le preguntaba al verlo volver casando de noche con su cámara dónde fuiste y, casi siempre, respondía de por ahí.
Paraba en su habitación, tan pequeño, casi todo el día. Salía de clases y se encerraba, o cuando yo llegaba salía a cuidarme. Me preguntaba varias veces ¿acaso no tiene amigos o amigas? Una noche le pregunté:

-¿Brando qué no sales?-
-No, estoy ocupado–
-Pero no tienes amigos o amigas-
-Sí tengo pero por ahora estoy concentrado en mi trabajo-

La mayoría de veces paraba ocupado, si no está editando fotos, está escribiendo, estudiando o escuchando música a todo volumen. Se parece a un tío que tengo medio raro, son un caso, quién les entiende, ahí puedo decir que si son parientes, pero en el fondo Brando es lo máximo. Me gusta más cuando está libre de todo, sin nada que hacer, me gusta ese Brando.
A veces no sé cómo comunicarme con él, porque de costumbre para cambiando su número de celular, es un misterio, y fue algo que nunca entendí, no sabía por qué lo hacía. Así que no sabía cómo ubicarlo, cada vez me desesperaba más y más. Tengo internet, pero no tengo facebook porque es un vicio, ya no tengo twitter porque me dijeron que lo elimine, por algo personal tengo MSN, pero no entro casi mucho, tengo skype pero Brando qué tendrá. Desesperada por encontrarlo decidí entrar al MSN y skype, y me doy con la sorpresa que lo encuentro en el skype -a través del buscador- al principio lo dude, pero lo agregué y para mi suerte estaba conectado:

-¿Brando eres tú?–
-Sí. Cynthia querida que es de tu vida!!!-
-Imbécil que es de la tuya–
-Acá enfermo-

Hablamos casi media hora y, de pronto, me soltó el celular. Me dijo que lo visitara y que vivía en chorrillos, me dejó la dirección. Así que me hice la que me iba, me despedí y le dije: algún día te visitare. Pero ese día era hoy, le quería dar una sorpresa. Me comentó que estaba muy enfermo tras volver ebrio de un evento de fotografía en Miraflores de la revista Cosas. Bueno, ya lo conozco cuando se enferma. Así que me alisté y salí con el carro. Estando por la Av. Corregidores, en un semáforo, un chico se me acercó a venderme chalinas, compre dos, uno para brando y uno para mí, estaban muy lindas. Seguí manejado hasta llegar al metro de la molina, compré un par de pastillas, 12 botellas de Pilsen, pizza y un chifa, que recuerde todo eso le gustaba. Salí de la Molina, chape todo Javier Prado y todo Evitamiento hasta el puente Alipio -casi me pierdo- pero pregunté a un taxista donde quedaba Guardia Civil 811, me ubique fácilmente aunque un poco traumada por saber dónde vive Brando. Luego tuve que ubicar el condómino, no me quedaba otra que cuadrarme y tocar buen rato el claxon. Salió el recepcionista y le dije:

-Por favor 101C-
-¿Busca a Martin o a Brando?
-A Brando, por favor-
-¿Usted es Ángela?-
-Me traumé cuando me dijo que me llamaba Ángela-
-Por qué señor–
-Es que el joven Brando me comentó que fácil viniera una amiga con su auto y que le haga pasar nomas-
-Ah, no, yo soy Cynthia-
-Quiero que me haga un favor-
-Dígame señorita-
-Le quiero dar una sorpresa, no lo llame por el intercomunicador, sólo enséñeme la puerta-

Tras ayudarme, el amable recepcionista, a cuadrarme, me llevó hasta la puerta, sabía que él estaba ahí por el volumen de música. Toque y nada, no respondía, toque más fuerte y alguien dijo: ¿quién es? Seguí tocando y, de pronto, la puerta se abrió. Vi a Brando hecho mierda, un asco, con la frazada enrollado sobre todo el cuerpo, con la medias de colores de costumbre, 4 chompas y un pantalón de tela algo pitillo; al verme creo que gastó toda la poca fuerza que tenía, me abrazo tan fuerte que se puso feliz, no esperaba mi llegada. Me hizo pasar, nos sentamos en la sala, vi cuadros de fotos muy bonitas en blanco y negro, y le pregunté para qué son –las vendo, me dijo- así que las empecé a ver, si alguno me atraía para comprarlo, a la vez le comentaba sobre mí, pero este tarado aún no cambia, yo como tarada hablando y él seguía escribiendo. Así que agarré todas sus hojas y los guardé en mi cartera, me vio medio rayado, pero le expliqué que le vine a visitar y quedarme con él un día. Brando se alegró y me abrazó, dejo a su querido lapicero.
Le dije para ir a su cuarto para que descanse, lo ayudé. Al entrar vi las cuatro paredes llenos de fotos y me encantó, lo dejé y me fui a la cocina. Chapé un plata tenedor y un vaso con agua para que tome las pastillas. Entrado al cuarto le decía tu eres idiota ¿no?... No te cuidas, estando tan enfermo tú sigues escribiendo y tu salud nada, que imbécil eres. Él respondió –ya es un vicio lo siento -.
Tras verlo comer y tomar las pastillas, me llegaba altamente el sonidito de su celular que al final me pareció muy paja, pero que lo llamen cada 15 minutos, jode. Así que lo agarré, lo apagué y lo guardé para que no jodan.

C: Brando en que negocio estás para que te llamen a cada rato y estando enfermo todavía.
B: Te vas a matar de la risa.
C: Dime.
B: Vendo fotos en cuadros, las que vistes en la sala, vendo zapatilla de marca y ropa.
C: jaja ja que te digo, comerciante.
B: ja, es que yo tomó las fotos a los productos y para ganar alguito las vendo, hasta que una amiga me pagué una cantidad de dinero.
C: ¡Tú no cambias no! Algún día no te van a pagar, cuanto prestaste.
B: 600.
C: Baboso, cuánto tiempo ya pasó.
B: Un mes creo, pero confió en ella me va pagar.
C: Vez, por huevón estas vendiendo estas cosas.
B: Alucina que me gusta hacerlo.
C: Bueno, tus fotos sí y que te paguen por tomarlo si. Pero los otro, que tú vendas, ósea un cachetadón.
B: Déjame.
C: Sonso.

Mientras conversábamos y nos matábamos de risa, un pantalón mal colgado se cayó al piso de la nada, y del bolsillo salió una cantidad de billetes y un montón de moneditas.

C: Imbécil, tu billetera, así te van robar fácilmente.
B: Lo sé, pero me robaron la billetera.
C: No puedes parar con esta cantidad de plata en el bolsillo.
B: ¡Lo sé Cynthia, lo sé!
C: Te compraré una billetera, no puedes parar así.
B: Gracias, pero no eres la única que me hace ese comentario.
C: Si quién ah!
B: Una amiga.

 

(Parte 2)

SIENDO LAS 2PM.

Brando ya se encontraba algo mejor, ese par de pepas le hizo efecto. Conversando casi todo el día de mi vida y de mi soledad en mi hogar, saqué el paquete de chela, estaba normal -no tan frio ni tan caliente- sino mataba a Brando. Seguíamos hablando de un chico que me hizo sufrir tanto y, de la nada, me acordé del recepcionista que pensó que yo era Ángela, y le pregunté quién es esa chica que siempre esperas que te visite.

B: jajaja qué chica, qué hablas.
C: el recepcionista me preguntó si yo era Ángela y le dije no, Le dije por qué y él respondió que tú le habías dicho que si venía Ángela le hagas pasar nomas.
B: ah, jajaja sí, pero nunca vino
C: ¿quién es, la conozco?
B: abre mi ropero

Al abrir el ropero y buscar tras la ropa desordenada, libros y hojas encontré, en un esquinita, un cuadro bien bonito con una imagen y la saqué.

B: ella es
C: así que ella es Ángela
B: si pues, mi ángel de la guardia jaja
C: espera ella es la chica que me comentaste que conociste antes que te quites del depa
B: sí, ella misma
C: Oh, la especial
B: sí, muy buena amiga
C: ¿Y Anto?
B: Anto me cuida desde arriba y está en un lugar especial dentro mi corazón
C: ¿y yo?
B: ¡tú estás en la tierra, para cuidarme cuando esté enfermo, mentira!!! también estas en un lugar especial monga
C: jaja sonso, haber cuéntame de Ángela
B: bueno, no hay nada que contar, creo. No sé cómo ella llegó a mí y yo llegué a ella, pero de las pocas amigas que tengo, con ella es la que me sentía bien
C: ¿y con Anto?
B: no pues, con Anto pasaba de todo, con Anto nos mandábamos a la mierda y en 3 días nos extrañábamos, jugamos, compartíamos, no pegamos, nos perdíamos, no cuidábamos y nos contábamos todo, te puedo decir que en la forma de dialogar puede tener algo parecido con Ángela, pero Anto es Anto y Ángela es Ángela, manyas
C: ok Anto fue tu súper amiga para ti, Ángela qué es, entonces
B: Es la persona que hizo darme cuenta de quién soy
C: cómo
B: te acuerdas que era medio raro y me decías quien te entiende, eres un caso
C: jaja eras pobre cojudo, mentira ah!!! Sí por qué ah?
B: Fue por parar mucho tiempo con tío, me alejaba de las personas que me querían, se podría decir
C: A con razón parabas encerrado en el depa todo el día y haciendo cosas que nunca entendí
B: claro, pero eso ya acabo. Soy el Brando que te hacia renegar a cada rato
C: jaja me acuerdo que en las mañanas eras Brando 1 y en la noche Brando 2, doble personalidad. Te entrenaron bien la gentita del tío.
B: jajajajajaja cómo sabes
C: Porque yo era media hueca paras esa cosas, dejar algo y de ahí volver en un mes no era lo mío
B: o sea sabias en que estaba metido
C: me imagino, pero nunca te entendí, y creo que ese es el punto, ir a un lugar y que no te entienda y marcharse sin saber quién eres, es medio raro
C: Pero bueno sigue contándome de Ángela
B: ¿de verdad?
C: carajo, yo te conté casi mi vida
B: ósea ella será la razón de conversación entonces
C: jajaja dale
B: bueno, es algo que no sé cómo pasó, manyas. Una mañana desperté pensado en ella
C: pensado en que solo amigos u otra cosas más
B: creo que otras cosa más. No era como los demás días que despertaba y al frente mío estaba el ropero, miraba su imagen y estando solo decía: hola, pensado que estaba ahí, pero, o sea, normal como patas, pero una mañana desperté y era todo diferente, me quedaba horas viendo el cuadro
C: o sea te gustaba
B: si
C: Que lindo, tú eras así conmigo
B: será porque siempre llegabas renegando y te desquitabas conmigo, después de llorar y gritar venias a mi cuarto a seguir llorando por ese cojudo que te hizo sufrir, cómo quieres que te de mi cariño si casi siempre paras así, pero igual te cuidaba, no te olvides que me pegaste cuando estabas en tus días
C: jajaja lo recuerdo muy bien y tú te prestabas para todo. Sí, lloraba porque ese chico me tenía muy enferma jaja… Bueno sígueme contando
B: Se notaba
C: carajo sigue, está interesante
B: Bueno, de ahí me comportaba como idiota, con ella era un baboso, imbécil si se puede decir
C: creo que “pobre tarado es mejor”, pero, o sea, eso no pasó con Anto en ese tiempo
B: tú no dejas en paz a Anto, ¿no? Bueno, algo similar creo, pero también la cague yo. Y de ahí nos disculpamos y volvimos como patas, pero después de 3 semanas creo. Extrañábamos la confianza y todo.
C: En ese tiempo eras diferente que ahora, pero te veo como en ese tiempo espero que no vuelvas a hacer el tarado que cambio de la nada en noviembre del año pasado, se tú mismo huevón, porque, o sea, si sigues así solo vas a perder a tu amigos y amigas, todos. Aunque tengas la chispa de hacerte extrañar, igual no vuelvas a eso, ok… y ya no meteré a Anto.
B: Gracias, pero sabes, tienes razón, poco a poco me alejé de ellos hasta de mi familia
C: bueno, de la familia, Brando, no lo sientas igual, algún día tenias que irte de casa
B: sí, espero medio raro mi familia
C: solo tú y yo… ahí sí puedo decir que somos parientes
B: jaja… o sea amo a mi familia, extraño mi hogar, pero me criaron para ser independiente de joven, eso es lo que yo creo, mi hermano lejos de nosotros, yo igual, mi hermana solo está con ellos.
C: Vez, lo mismo pasa conmigo. Mi papá es piloto, viaja a cada rato, mi mamá no sé cuándo volverá de España y, de chibola, no te acuerdas que nos dejaban solos con personas que nos decían cómo es la vida, cómo luchar, cómo trabajar, o sea, nuestros padres no cagaron para ser independientes, y eso está bien porque aunque quisiéramos estar con ellos, nos vamos a sentir incómodos
B: sí, tienes razón. Yo te puedo decir que fui un mal hijo en algún momento, pero cuando estoy en mi casa de visita, estoy tres horas feliz, pero de ahí siento la ausencia
C: yo también siento lo mismo y no solo nosotros… mira a tío, cuando va a Chosica esta un rato bien y luego se jala. Casi todo somos así, manyas
B: tienes razón jajaja tú no cambias ¿no? desde chibola te alteras
C: jajajaja baboso y tú aún no dejas para nada tu papel y lápiz, me acuerdo que escribías versos y poemas a cada chica que mirabas, y nunca le dabas por temor que te rechacen, por eso pienso que escribes cosas sufridas
B: jajajaja ¿sufridas? maldita te odio
C: jajaja en serio, creo que te debes quedar bisexual para toda la vida
B: jajaja por qué dices eso
C. ¿no te acuerda cuando dormías con mis amigos y despertabas feliz?
B: jajajajajajaaj no me hagas hablar cuando casi VIOLAS A TU AMIGA
C: jajajaja. No pues ella si era una belleza de mujer tenía que aprovechar
B: Claro, cómo olvidar era muy linda
C: eres bien sonso, cuando llevaba a mis amigas a la casa nunca hacías nada
B: jaja prefería tomar chelas con tus amigos
C: jajajajajaja. Esos tiempos, pero ahora ya no hago esa cosas
B: bueno, yo también pero quiero volver, creo que ahí tenía amigos. Ahora ando recuperando, poco a poco, a cada uno
C: jaja volver con tus amiguitos
B: jaja no cojuda eso ya no. Adiós amigos gay y bisexual
C: esa es mi frase te copiaste
B: claro debemos cambiar de personalidad, ¿no?
C: como veo esa tu amiguita Ángela te cambio
B: Sí, creo que fue un milagro, porque de cada persona aprendemos algo bueno, ¿no?
C: bueno, eso sí es cierto, de ti aprendí a escribir, pero dime si la volverías a ver, qué le dirías
B: Por la forma de cómo la extraño, la abrazaría fuerte, le daría un beso en la frente y le diría esto lo que paso no tiene que separarnos, sino unirnos más como los grandes amigos y compañeros que fuimos algún momento
C: sin duda, me encantó
C: llámala y dile eso ahora
B: no no, creo que me odia o fácil me cuelga
C: ¿por qué crees que te odie?
B: ah porque le mande a la mierda, lo hice sin pensar, ahora me arrepiento
C: puta que cojudo que eres,
C: bueno, pero dale tiempo, fácil vuelven hacer patas, no lo sé, además ahora te veo más centrado, responsable, comerciante, jaja
B: jajaja tonta, bueno, para el futuro de cada persona siempre se debe ser responsable, pero fuera del trabajo, ya cuando esté libre, o sea, como si las huevas que el carnaval no termine, salud.
C: jajaj que pena, porque ahora estás enfermo y así que nada de lap top y celular
B: 2 días sin comer entonces
C: ya, hablas con mi padre: si no trabaja no hay para comer
B: es que es cierto, poco a poco Cynthia ya entenderás
C: mi vida es estudiar nada mas
B: si, pero tu carrera siempre te pone renegona y casi nunca paras en tu casa
C: Pues sí
B: pero lo bueno que puedes ganar como mierda y descansaras por el Caribe
C: siempre me animas carajo por eso te extrañé…

 

(Parte 3)


SIENDO LAS 7PM

Brando se dio un baño y le animaba para salir a comer y comprar más Pilsen. Le dije que estaba muy cansada para manejar y le di la llave. Él normal, no importaba en ese momento si la policía nos agarre otra vez, porque Brando no tiene brevete, al final no importó mucho. Subimos al carro y note algo raro en Brando como si le estaría pasando algo:

C: Qué pasa
B: no sé, pero no me lo vas a creer
C: qué
B: creo que olvidé manejar, alucina
C: no jodas, pero sí sabes
B: no sé qué me pasa, te juro que me olvidé, no sé qué hacer
C: ok, yo manejo
B: sorry no sé qué me pasa
C: ¿estas bien?
B: sí, no te preocupes
C: dime aún te sigue jodiendo el bobo
B: ¿aún te acuerdas?
C: cómo no me voy acordar si casi te mueres en el departamento
B: no era mi bobo carajo era mi brazo que dolía mucho
C: eso no decía el médica carajo, el que vivía a 3 puertas de nosotros
B: qué, ya no vive ahí
C: carajo Brando, no me cambies de tema, estas bien si o no
B: si, de verdad, no te preocupes
C: es que me parece medio raro que se te olvide manejar, si eras un loco manejando
B: no te preocupes ya recordaré
C: ¿plaza sur no?
B: si si
C: chifita, yo invito
B: si, gracias…

Mientras buscábamos dónde estacionarnos, note a Brando raro al bajar del carro y pasar por los juegos infantiles:

C: qué pasa
B: nada
C: ya vamos a comer
B: ok…

Sentado espero los chifas y las gaseosa, aprovecho para preguntarle a Brando:

C: ¿oye, hace tiempo que no te enamoras?
B: jajaja ufff años creo
C: no mientras y tu amiguita
B: quién… ¿Ángela?
C: si, ella
B: no pues jajaj solo confundía la amistad con el sentimiento, nada que ver te juro que ya me estas aburriendo con el tema sólo te puedo decir que quiero mucho y extraño a Ángela, ok… fin
C: jaja ok sorry
B: podemos comer ya
C: sí…

Mientras comíamos y conversábamos de chicas y chicos que pasaban, miré de reojo los ojos de Brando, aunque está con lentes oscuros, me di cuenta que Brando era muy bueno a pesar de todas las cosas que ha pasado. Creo que en la vida siempre no confundimos, hacemos cosas sin pensar, por eso hay una segunda oportunidad y creo que eso, a Brando, le tienen que dar.

SIENDO LAS 9:00 PM

Caminado por Plaza Lima Sur, pasando por la Tarumba y por el Cine recordamos el trabajo en que se metió Brando en los días que lo castigaron y lo dejaron sin dinero:

C: te acuerdas cuando trabajaste en mantenimiento
B: creo que fue el mejor trabajo de mi vida
C: jaja me acuerdo que tío te metió una cachetada
B: es que mi mamá le dijo que no me dé nada un mes, o sea tuve que trabajar, si o si
C: si, pero de mantenimiento
B: no creo que sea malo trabajar limpiando pisos y baños
C: no te daba roche
B: al principio sí, pero ver a los demás hacer lo mismo, entonces por qué yo ¿no?
B: me sentí muy cómodo en ese trabajo, gente humilde que me ayudaba en algo que no podía
C.: a ti te gusta luchar igual como ellos ¿no? a pesar que tengas casi todo
B: debemos sufrirla Cynthia y con mucha fe
C: ahora veo por qué tus bolsillos paran con billetes, en cambio yo, sin hacer nada, espero hasta que me caiga algo al mes
B: bueno, es depende cómo quiere vivir cada uno ¿no?
C: si es verdad, oye que pasó con tío
B: nada, por qué
C: la vez pasada me llamó y me preguntó si sabía algo de ti, me sorprendió su llamada después que la cojuda de Lorety dijera esa estupidez
B: déjala, creo que ya la castigaron y la dejaron sin nada
C: ¿de verdad? se va suicidar
B: no lo sé, creo que lo dijo sin pensar, pero ya pasó
C: qué estúpida
B: que más te preguntó, tío, por mí
C: nada que habían discutido, que te portaste mal y que le mandaste a la mierda, a su gente y a él, que te desapareciste y cuando te llama no contestas, fue por lo que estabas metido, ¿verdad?
B: si pues, por eso, pero ya pasó, ahora no sé quién está en mi lugar
C: pero tío confiaba mucho en ti en ese trabajo
B: claro, porque era bueno, pero ya pasó, sólo quiero ser un Brando feliz y sin problemas
C: bueno eso es lo que veo ahora, un Brando diferente
B: tú crees
C: si carajo

SIENDO LAS 11:30PM

Llegando al estacionamiento Brando me abrazó y me dio un beso en la frente, me vio a los ojo -algo que me sorprendió mucho- y me dijo: te quiero mucho Cynthia… De pronto me dijo: ¿qué tal lo hice? - que no lo decías de verdad- … -si si lo dije de verdad, pero que tal me salió-… -fue lindo, casi nunca me miras a los ojos como hoy-…

Brando subió al carro, conectó el USB y puso unas músicas muy raras, pero en el camino Brando dijo: entendí que no importa lo instrumental, lo que importa son las letras de la música. Manejando le dije:

C: Brando
B: dime
C: cuándo crees que te odie Ángela
B: creo que mucho
C: por qué mucho
B: porque me borro del MSN, skype, facebook, twitter y del celular
C: manya, no volverán a ser amigos
B: no lo sé, pero espero que sea pronto la extraño, alucina
C: te entiendo…

Llegamos al departamento muy cansados, ya no daba ganas de tomar ni de ver alguna peli… nos dio un sueño muy profundo que nos quedamos con la lap top y la luz del cuarto encendido. De súbito veo que Brando se despierta las 2:30am, me hice la dormida para ver lo que hacía, sacó su pijama del ropero y se fue al baño a cambiarse. De un rato salió y se acercó al ropero y se quedó parado como un alma en pena, así que me moví un poquito y me percaté que tenía una fotografía en su mano, no escuché muy bien lo que dijo, pero de noté que sacó un cuaderno y un lapicero, se pone a escribir muy concentrado, hago que me despierto y le digo:

C: Tengo ganas de dormí bien
B: duerme pues
C: no puedo, pero si te apuras con tu huevada, dormiría mucho mejor
B: me faltan 2 páginas
C: la haces mañana pues huevón. Escribes y escribes, yo vine con la idea de pasarla chévere y jatear tranquila, no para verte escribir como una cojuda ¿Qué escribes?, para concha escritor de qué… tú eres fotógrafo y no jodas ven a dormir
B: ok, pero dormiré en el sofá
C: ¿qué? o sea, oye, ¿hemos dormido varios meses para que ahora te alejes de mí?
B: verdad, ya más allá carajo
C: te acuerdas que me contabas cuentos cuando iba a tu cuarto a dormir, cuando me peleaba con ese imbécil
B: jaja, dirás que venias llorando… Sí lo recuerdo, ¡pero ahora no!
C: Jaja no me hagas recordar, Brando
B: dime
C: ¿nunca te gusté?
B: no, estás loca somos parientes
C: no lo somos, tenemos apellidos diferentes
B: bueno, sólo coincidimos en un tío nada más
C: claro
B: pero igual, no sé, nunca me gustaste
C: que bueno tú tampoco
B: jaja yo creo que amigos o lo que seamos solo debe ser sentimiento de amistad y nada maaaasss
C: pero con tu amiguita te enamoraste
B: ya me estas aburriendo con este tema, te dije que estuve confundido y lucharé para que vuelva hacer mi amiga
C: bueno tendrás tus razones
B: si, oye cochina debemos dormir
C: jaja OYE
B: qué Cynthia, qué
C: me entró la idea de escribir de nosotros, los 2 días que la pase contigo, qué te parece
B: que paja, ¿pero eres buena escribiendo?
C: no pues, no soy como tío o como tú, me defiendo pero o sea mi parte y tu parte y luego la mezclamos
B: me encanta la idea, ¿cómo se llamaría?
C: “un día con Brando y Cynthia”, no sé… “ese misterioso de Brando” o “esa fotografía en el ropero” o también…
B: espera, la última
C: “esa fotografía en el ropero”, ¿te gusta?
B: si, me encanta ya que todo el día hablamos de ella
C: sí, tienes razón, ok a mí también me gusta
B: entonces tú lo escribes
C: mejor te doy la idea como hacerlo y claro escribo un poco y te la doy
B: genial, yo la hago entonces
C: Brando, ¿te imaginas famoso?
B: ya me vas hacer renegar con esa pregunta, duerme sí
C: solo decía, ya que tío es…
B: duerme
C: te comportas como un niño cuando duermes
B: no me digas niño
C: niño, niño, niño
B: Cynthia, por favor no me llames así ok
C: disculpa
B: no te preocupes duerme…

Sentí que esa noche Brando me odiaba, sentí un miedo al decirme que no lo llame así… Sin embargo, cambio totalmente, mientras la canción repetía, Brando giró y se enrolló en mis brazos y, sin dudar, me dijo te quiero Cynthia, muchas gracias, hasta mañana… la música aún seguía…

AMIGA
Amiga, vamos siempre a comenzar
Vamos a llevarlo suave, más lento mas fuerte
Y nunca parar

Amiga, nadie lo hace como tu
Nadie con esa mirada vestida de magia
Se sombra y luz

Junto a ti por el viento voy
Crece aquí mi fe, aquí
De tu lado estoy

Contigo hasta el final
Que tú, no me faltes nunca amor
No me quiten tu calor

Nadie más que tu
Hace grande el corazón
Hace fuerte este valor
Para continuar

Amiga, yo no te quiero mentir
Quiero que lo sepas todo
Que tengas muy claro
Lo que hay aquí

Amiga no tenemos que fingir
Hemos dado muchas vueltas
Y esta muy trabada
Muy dentro de mí, Ángela

22/07/11-Chorrillos

B: ¿ya acabo?
C: no, la música aún sigue repitiendo
B: no, el escrito
C: si, ya terminé
B: ya vete de mi cama
C: no, tú vete a dormir al sofá
B: Grrrr, bueno
C: oye mañana nos perdemos con mis amigas, tú sabes cómo
B: ¡tú no cambias no! Bueno será motivo para conocer chicas
C: Carajo, ya quería escuchar eso hacer rato
B: Oleley…

Foto: Bas Branny.
Escrito por: Bas Soto Barboza y Valeria Echeverri Ortiz.
Idea: Valeria Echeverri Ortiz.

Música: Amiga - Pelo Madueño… No te salves – Pelo Madueño… Tu calor kameleba -Pelo Madueño… Mala Sangre – Pelo Madueño… Lejos de ti – Gianmarco… Soja - Here Lam… Daniel F – El hombre que nunca dejó de masturbarse… Daniel F - Pienso ti.

El que se ríe

El que se ríe de la depresión, el que sale invicto con la depresión ,el que dice que está bien de los hincones del corazón, el que ama, el que extraña, el que dejo atrás ese sentimiento, el que volvió a la normalidad, el que se preocupa, el que es un idiota, el que no demuestra lo que siente, el que para solo, el que dejó las 5 horas diarias encerrado en su habitación, el que se desahoga escribiendo y llega al sosiego, el que se llama Bas Branny, el que se llama el otro BaZ.

El que sale bailando, el que hace enemigos, el que extraña a su amiga, el que desea a un sola chica, el que odiaba pensar tanto en ella, el que se olvidó de ella, el que espera a la perfecta, el que volvió a revivir la felicidad, el que dijo adiós a sus amigos gay, el que respeta a pesar de todo el dicho de un borracho, el que no recibe visita mutuamente, el que espera, el que llora, el que deja todo desordenado, el que duerme pensado, el que se quedó sin dinero, trabajo y nada que comer, el que dijo hola al presidente Ollanta, el que para todo el día con su cámara.

El que no deja de escribir, el que se burla ahora de la tristeza, el hijo pródigo de las calles, el que se queda pensativo en el parque Kennedy, el que extraña a su mascota, el que ve tu hombre en la nubes negras de sal de cada sueño, el que sale corriendo del hospital, el que sigue vivo de los cigarros, el que se debilita poco a poco, el que corre en el cuarto, el que deja mensajes misteriosos, el que deja un silbido a los pájaros al despertar, el que esconde su cosas y después no se acuerda, el que dice algo y después no recuerda lo que dijo, el que pierde cosas, el que cada vez al año le roban, el que extraña a pesar de todo a su madre, el que es cojudo , el que no sale a demostrar lo que tiene, el que dice sí casi siempre, el que recoge cada tristeza, el que dejó descansar a su amiga, el que vive Willy, el que duerme sin ropa, el que deja su cosas en otras casas y lo recupera meses después.

El que busca hogar cada mes, el que se pasa todo el día escuchando música, el que invita su almuerzo cuando ve a niños sin comer, el que corrige sus mismo errores, el que extraña cariño, el que sufre, el que hace llorar, el que nunca dice nada frente a frente, el que dejó las cosas malas, el que recibe las cosas buenas, el que dice vives, el que dijo muere, el que lee mucho, el que escribe mal, el que escucha “Nubes Negras” acústico cada vez al bañarse, el que espera un milagro de Dios.

El que disfruta de sus días, el que no soporta cuando no siente su Claro -la pregunta es de quién ¿?-, el que ve las nubes cada noche al lloviznar, el que intenta tener hijos, el de feliz cumpleaños, el que es fiel -sin estar con nadie-, el que tiene contactos en un papel viejo, el que te desea lo mejor, el que se dio cuenta que ella era especial, el que a pesar de todo será un chico raro, el que va al final del camino y deja una mala sangre, el que se fue, el que se siente feliz cuando le conviene, el que toca batería para relajarse de su hiperactividad, el que dice hola a papá, el que abraza su hermana cuando se ven, el que duerme con su perrito, el que espera sobre la ventana la llegada de las estrellas, el que maneja a 100km y su amigo le grita, el que se escapa de la policía, el que va a Plaza Vea de tu casa porque es más barato, el que se deja compartir, el que siempre dice “ok me utilizaron”, el que dice muchas gracias y adiós.

Foto: Bas Branny

Nosotros

Somos el primer medio de prensa digital de la región con una plataforma interactiva de noticias, medios y producción periodística dedicada a la cobertura, discusión y difusión del quehacer local, nacional y mundial.

 

Ultimas Publicaciones

Newsletter

Quas mattis tenetur illo suscipit, eleifend praesentium impedit!