Olivia Arévalo: cultura viva del pueblo shipibo-konibo.

La muerte de la extraordinaria conocedora de la cultura amazónica ha puesto en el tapete el ambiente violento que hay en esta región. Hasta el momento se desconoce el móvil del crimen, sin embargo, un equipo especializado empieza a investigar el caso.

Olivia Arévalo Lomas, de 81 años, era la cultura viva del pueblo Shipibo – konibo. Conocía los cánticos ancestrales, la antigua artesanía, pero lo que mejor dominaba era la medicina tradicional. Por eso, en el asentamiento humano intercultural Victoria Gracia, del distrito de Yarinacocha, ella era una curandera respetada, era una sabia en el uso de plantas medicinales y sustancias psicotrópicas como el Ayahuasca. Sus conocimientos traspasaron fronteras. Hasta ella llegaron no pocos extranjeros en busca de alivio a sus males. De ahí que su asesinato ha sido considerado un duro golpe para la cultura Shipibo – konibo.

Dos impactos de bala acabaron con su vida el jueves pasado en la puerta de su casa. Lo único que se sabe es que fue un extranjero el que disparó el arma de fuego. Este es un crimen que hasta el momento no tiene un móvil conocido. Sus hijos, Virginia Vásquez Arévalo y Julián Vásquez Arévalo así lo han manifestado. Indican que su madre no tenía ningún cargo dirigencial en su comunidad y que se dedicaba a la artesanía y a curar con Ayahuasca.

REACCIONES

Ante este asesinato, el Consejo Shipibo Konibo ha exigido que la justicia del país tenga rostro y se aplique las normas nacionales e internacionales que protegen a los pueblos indígenas. En ese sentido, convocaron a la comunidad internacional a sumarse, en especial a los que tienen representación en el Foro Permanente de Naciones Unidas para Pueblos Indígenas.

El premier César Villanueva se pronunció sobre la muerte de la sabia indígena. En su Twitter escribió: “Como amazónico, me siento muy consternado por el asesinato de Olivia Arévalo, lidera shipibo konibo. Comparto el dolor de sus deudos y expreso mi solidaridad con ellos. Enfocaremos todos nuestros esfuerzos para que este lamentable hecho no quede impune”.

Por su parte, la ministra de Cultura, Patricia Balbuena, dijo que ya había coordinado con el Ministerio del Interior el arribo de un grupo especializado de la Policía para desentrañar este crimen.

En tanto, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos puso en relieve la creciente espiral de violencia e inseguridad que afectan a los pueblos indígenas amazónicos, amenazados constantemente “por fuerzas que operan tras la corrupción y el crimen organizado en la zona”.

Señaló que este crimen se produce en un contexto donde las y los defensores de derechos humanos en el Perú enfrentan cada vez mayores riesgos, ante la ausencia y falta de voluntad del Estado para garantizar el trabajo que estas personas realizan.

Last modified on 27/04/2018

Share this article

Login to post comments

Nosotros

Somos el primer medio de prensa digital de la región con una plataforma interactiva de noticias, medios y producción periodística dedicada a la cobertura, discusión y difusión del quehacer local, nacional y mundial.

 

Ultimas Publicaciones

Newsletter

Quas mattis tenetur illo suscipit, eleifend praesentium impedit!