El nuevo rey de las cooperativas es buscado por la justicia luego de amasar 120 millones de soles

De acuerdo a una investigación exhaustiva por parte de la Policía Nacional del Perú (PNP), Clobis Carrasco Palomino, el 'Huantino', es el nuevo "rey de las cooperativas" en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Como se recuerda, este personaje logró evadir a la justicia cuando su socio y entrañable amigo Darío Llactahuamán Sacsara, 'Doctorcito', fue encarcelado, luego de que la justicia determinará culpabilidad en la estafa a miles de socios de la Cooperativa Federación de los Mercados de Ayacucho.

Las fuentes de la Fiscalía de Crimen Organizado de Ayacucho y de la Dirección de Investigaciones de Lavado de Activos (Dirila) de la PNP, detallaron que el 'Huantino' logró captar más de 120 millones de soles mediante cooperativas de fachada en complicidad de testaferros desde 2008 hasta la fecha.

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) presentó al Poder Judicial solicitudes de liquidación de 80 cooperativas que funcionan en Ayacucho, varias de las cuales eran de propiedad de Clobis Carrasco, quien se encuentra en condición de prófugo de la justicia desde 2016.

Nacido en la provincia ayacuchana de Huanta, el 14 de abril de 1963, Clobis Carrasco ingresó en el negocio financiero con el propósito de "lavar" dinero del narcotráfico, lo que explica por qué diseminó filiales de sus cooperativas en el Vraem, el centro de mayor producción de cocaína en el país.

Testimonios de colaboradores eficaces revelaron a las autoridades que Clobis Carrasco, desde muy joven, luchó por la pacificación nacional como integrante de la Defensa Civil Antisubversiva (DECAS) de Pichihuillca, liderado por el fallecido Antonio Cárdenas.

Sin embargo, el 'Huantino', como era conocido en el Vraem, cruzó la línea y se puso al servicio de las grandes mafias del narcotráfico y al poco tiempo se convirtió en uno de los requeridos hombres que "chalequeaba" (prestaba seguridad) a la salida de los cargamentos de droga por tierra o por vía aérea.

Al ver que su socio, Darío Llactahuamán, se había convertido en objetivo de la Policía de Lavado de Activo, Clobis Carrasco empezó a crear otras nuevas cooperativas de fachada.

Para esa finalidad contó con la complicidad del auxiliar de enfermería Máximo Gavilán Espinoza, administrador de la sucursal de la Cooperativa Federación de los Mercados de Ayacucho en Andahuaylas, Apurímac, que trabajaba bajo las órdenes del 'Doctorcito'.

Las nuevas cooperativas que fundó son Mi Banquito Apurímac, Mi Banquito Asorach, Mujeres Emprendedoras, Waricoop Perú y Credifácil, registradas entre 2014 y 2015.

Todas operaron con la misma modalidad que empleó Darío Llactahuamán en el Vraem.
Los colaboradores eficaces aseguraron a las autoridades que Máximo Gavilán utilizó 5 millones de soles que sacó de la bóveda de la Federación de los Mercados de Ayacucho donde se desempeñaba como administrador, para financiar las actividades de las cooperativas del 'Huantino'.

Por ejemplo, Credifácil se constituyó el 20 de mayo del 2011 con un capital de 680 mil soles y al año lo aumentó a 1 millón de soles. El gerente general era Clobis Carrasco.

Según fuentes de la Dirila, estas cooperativas de fachada manejadas por Máximo Gavilán movieron en el sistema financiero cerca de 30 millones de soles procedentes del narcotráfico.

Aunque las cooperativas se constituyeron en la ciudad de Huamanga, la mayor parte de captación de dinero se hizo mediante las sucursales que operaban en las zonas del Vraem, como Llochegua y Sivia, de la provincia de Huanta; San Francisco, Santa Rosa y Palmapampa, en la provincia de La Mar; Kimbiri y Pichari, en La Convención, Cusco; Satipo en Junín y Andahuaylas, en Apurímac.

La Cooperativa Credifácil fue constituida por Clobis Carrasco Palomino y Armando Añanca Cordero, este último con antecedentes por tráfico ilícito de drogas. Por supuesto, no es de ninguna manera una casualidad. Es un patrón.

Cuando Clobis Carrasco se asoció con Darío Llactahuamán Sacsara y formaron en 2008 la Cooperativa de Ahorro y Crédito Federación de los Mercados de Ayacucho, lo hicieron en complicidad con otro personaje vinculado con el narcotráfico, Arias Bautista Bejar, de acuerdo con fuentes de la Dirila.

Arias Bautista registra antecedentes por tráfico de insumos químicos desde 1994, el mismo año en que Clobis Carrasco se inició en el negocio del narcotráfico. Arias Bautista fue sentenciado a 8 años cárcel, estuvo en el penal de Lurigancho y salió con libertad condicional.

Según los colaboradores eficaces, Arias Bautista, al igual que Darío Llactahuamán, eran vendedores de carne en el mercado Santa Clara en Huamanga. Durante su participación, en la creación de la Cooperativa Federación de los Mercados, nombró a su hija Alicia Bautista Coronado como miembro del Consejo Directivo de la Federación de los Mercados de Ayacucho, entre el período del 2012 y 2013.

Share this article

Inicia sesión para enviar comentarios

Nosotros

Somos el primer medio de prensa digital de la región con una plataforma interactiva de noticias, medios y producción periodística dedicada a la cobertura, discusión y difusión del quehacer local, nacional y mundial.

 

Ultimas Publicaciones

Newsletter

Quas mattis tenetur illo suscipit, eleifend praesentium impedit!