El marqués de payñama

Reflexiones sobre un gerente poco comunicativo.

No quiero ser apocalíptico, pero proviene a mi mente una cita bíblica en Proverbios 13:17 que dice lo siguiente: “El mal mensajero trae la adversidad, pero el buen mensajero trae solución”. Y me lo recuerda a partir de la tremenda atrocidad dentro de la Municipalidad Provincial de Huamanga, en la que se tiene que sacar cita para poder entrevistar al gerente municipal; hasta en “House of Cards” es más fácil sacarle unas declaraciones al presidente Francis Underwood.

Vamos a aclarar algunas cosas a algunos desubicados que creen que el ejercicio de poder les da todas las prerrogativas para hacer lo que se les da en gana con el “ejercicio público temporal”; como un huachafo regidor que creyéndose dueño del balcón de la Municipalidad se tomó la atribución de expulsar a un reconocido fotógrafo local.

De acuerdo al Art. 4º de la Ley 28175 – Ley Marco del Empleo Público; la clasificación de un gerente municipal es la de un EMPLEADO PÚBLICO, así lo establece la ley. Y no es un EMPLEADO del Alcalde, es un EMPLEADO de LA INSTITUCIÓN, es decir de todos los huamanguinos y huamanguinas sin excepción, periodistas o no, y por ende el cargo se debe a la ciudadanía.

Por otro lado, según el principio de transparencia todos los ciudadanos, periodistas o no, tienen el DERECHO AL ACCESO A LA INFORMACIÓN, cuando un funcionario no brinda la información correspondiente no se las está dando de bacán, está vulnerando un principio del estado y está violando un DERECHO CIUDADANO.

El gerente municipal es la principal autoridad administrativa después del alcalde; y más aun no solo cumple labores técnicas, sino, también, políticas. El cargo de gerente municipal es un cargo eminentemente político, y gerente municipal que no sepa lidiar con los medios de comunicación y con los regidores, simplemente, no sirve para ese puesto; y así quedó demostrado. En tanto que el alcalde necesita una figura técnica y política, que lo acerque en sano entendimiento al pleno del Concejo Municipal y le aperture espacios con los medios de comunicación para informar los esfuerzos que se vienen desarrollando para resolver los distintos problemas de nuestra provincia.

Una gestión puede tener los mejores programas, los mejores proyectos y, es más, los mejores resultados, pero si es deficiente en su capacidad de comunicar los proyectos, simplemente esta resignada al fracaso. Hoy día las condiciones de lo que se comunica y cómo se comunica terminan siendo fundamentales para el fracaso o el éxito de una gestión. Ojalá el alcalde lo entienda de una buena vez.

Si los empleados de confianza ocultan información se enfrentan a una responsabilidad civil, porque están incumpliendo con funciones expresadas en el Manual de Organización y Funciones donde señalan las labores de comunicación que debe desarrollar el gerente municipal; y por otro lado la responsabilidad social y publica, puesto que el salario de este señor sale de los impuestos de todos los ciudadanos.

Si bien es cierto, el acceso a la información pública está sujeta a mecanismos, un gerente municipal responsable puede acudir a la RENDICIÓN DE CUENTAS de manera libre y voluntaria. Puesto que la rendición de cuentas es un DERECHO CIUDADANO que hace que la gestión pública sea más transparente y, por otro lado, moviliza la participación ciudadana.

Modificado por última vez en 02/04/2019

Share this article

About Author

Richard De la Cruz

Nosotros

Somos el primer medio de prensa digital de la región con una plataforma interactiva de noticias, medios y producción periodística dedicada a la cobertura, discusión y difusión del quehacer local, nacional y mundial.

 

Ultimas Publicaciones

Newsletter

Quas mattis tenetur illo suscipit, eleifend praesentium impedit!